Review: Tower of Goo

Kyle Gabler es uno de los nombres más sonados en este último año en el mundo de los videojuegos independientes, y con razón. Kyle Gabler estuvo haciendo estudios de postgrado en el Entertainment Technology Center (ETC) de la universidad Carnegie-Mellon, durante los cuales estuvo junto con otras 5 personas a cargo del proyecto conocido como Experimental Gameplay Project, proyecto reseñado anteriormente en este blog. Como resultado de esto, Kyle ha obtenido reconocimiento por parte de la industria, fue contratado por Electronic Arts y ahorita junto con Ron Carmel está fundando 2D Boy, una empresa indie de juegos, cuyo primer proyecto es expandir la jugabilidad de Tower of Goo, el juego a reseñar hoy.

Tower of Goo: Screenshot

Tower of Goo es el resultado de 4 días de código en torno al tema de “resortes”. En Tower of Goo el objetivo es construir la torre más alta a partir de seres viscosos negros que pueden conectarse unos a otros. Sus conexiones se comportan como resortes, lo cual le da al juego un dinamismo único, ya que el peso de la torre a medida que crece puede hacer ceder sus bases, cayendo la torre aparatosamente. A mi parecer, perder es tan divertido como ganar :-P.

La versión original tenía un área de juego relativamente pequeña y el objetivo era solamente llegar a los 25 metros, sin ninguna pantalla de felicitación al llegar a la meta (y bien complicado es llegar a esa altura). Después sacaron otra versión ilimitada donde se pueden hacer desastres a gran escala con las torres cayéndose.

Tower of Goo: Screenshot 2

Los dos puntos en contra del juego son: 1) debido a la rapidez con la que se tuvo que hacer, no hubo mucho chance de poner una resolución ajustable a cada máquina: es preciso tener una resolución de 1024×768 como mínimo para jugar, aunque hay una versión que permite ajustar el tamaño de la ventana, pero sólo para la de 25 metros y no para la ilimitada. 2) La jugabilidad depende altamente de la tarjeta gráfica que tengas. Por algunas decisiones de implementación de la física, si tu tarjeta es lenta, puede que las torres sean extremadamente inestables, presentando tembleques repentinos sin razón aparente. El juego requiere una tarjeta gráfica de aprox. 2002 para acá.

De todos modos, los invito a darse un chance con el juego. Habrá que esperar qué se traerá Gabler entre manos con World of Goo. Tiene la pinta de ser todo un éxito en el mundo indie de los videojuegos.

Versión original: [Página] (2.2MB)
Versión ilimitada (Sin meta de llegar a los 25m.): [Página]

6 comentarios en “Review: Tower of Goo”

  1. Ahí recuerdo la versión de los 25 metros, y sí, bastante mala que era; uno se mataba en llegar y ni una ventana diciendo “Congratulation” te regalaban. Porbaré la versión ilimitada, lo malo es que por ahora tengo conexión Dial-Up y me va a costar un poco la descarga.

    Un saludo!

  2. Yo hasta hace pocos días fue que logré llegar a los 25 metros en la versión original… También me quedé esperando aunque fuese un globito de felicitación…, pero me imagino que hacer el modelo en 4 días ya daba suficiente trabajo 🙂 La versión ilimitada es un tripeo.

    Ales&re, he estado buscando esa canción desde hace tiempo, pero nada que la consigo :-/

Responder a Ales&re Cancelar respuesta