Sobre la importancia de una computadora propia

Ser un damnificado de computadora es una situación fea. Más para mí que es mi medio de trabajo. Una semana después de la Semana Santa mi fiel laptop comenzó a apagarse en momentos de intensa actividad, y luego de una limpiada rutinaria dejó de pasar más allá de las luces prendidas.

Así que tocó resolver, y gracias a los buenos oficios de Mortiruty que me prestó una laptop, pude seguir trabajando manquesea, aunque las prestaciones de esta laptop no me permitieran jugar. Esa es una de las grandes razones por las que este blog se ha limitado a unos pobres posts con enlaces y muy pocos juegos.

Comprar las partes de una computadora y armarla por mi mismo es una tarea que no hacía desde 2001, y mucho cambió en todo este tiempo. El resultado fue pagar muchas novatadas que pensé que estaban superadas, y muchísimas frustraciones en el proceso. Al final de todo logré armar una máquina decente y con un presupuesto realista.

Así que les presento a Báquiro, mi máquina nueva (fotografía arriba). Ya pueden comenzar a hacer los chistes de que hace un chigüire montado en un báquiro: esa era la idea 😛 Noten el floppy sobre la mesa. Ese floppy tiene unos manejadores para la tarjeta madre. Lo irónico del asunto es que la tarjeta madre no trae soporte para floppy. Ustedes me dirán a qué juega Intel 🙄 .

Para los geeks e interesados, esta es la configuración:

  • Core 2 Duo E8400 de 3.0GHz.
  • Tarjeta Madre Intel DP35DPM.
  • 2GB de memoria RAM
  • Disco Duro Samsung de 250GB.
  • Tarjeta de Video ATI Radeon 3650 de 512MB, marca Sapphire.
  • Monitor Samsung plano de 19″ (porque me lo merezco)

7 comentarios en “Sobre la importancia de una computadora propia”

  1. Pues dejame felicitarte, armaste una buena computadora. La configuracion esta mas que adecuada para la mayoria de la gente xD y de hecho, 4400 fuertes no me parece tan terrible. Voy a ver si yo armo una nueva pronto, ya que mi pote (pentium 4, ew!) esta empezando a estirar la pata xD

  2. 😀 Practicamente usamos el mismo equipo. Yo me arme una igual pero sin esa tarjeta de video y con un disco un poco menor.

    La tarjeta porque no la necesito y el disco… bueno, admito que no me vendría mal un disco externo. 60gb no son suficientes estos días. El iPod de mi abuelita guarda más. Saludos Ciro.

  3. Sobre el tema del espacio en disco duro, sólo puedo decir esto:

    “Me compré un disco de 20GB y me dije ‘ahora sí tengo disco infinito’, y entonces apareció el MP3.
    Me compré un disco de 120GB y me dije ‘ahora sí tengo disco infinito’, y entonces apareció BitTorrent y las películas.
    Ahora no hay manera de tener un disco infinito.”

Deja un comentario