Carta a un graduando

Junio y Julio han sido para mí meses de muchísima carga de trabajo. Por esto no he podido completar el tutorial de cocos2d-html5. Me disculpo por el retraso, pero espero pronto retomar el ritmo que tenía hasta mayo. Mientras tanto, dejo un email que le escribí al hijo de una conocida que recién se graduó de Ingeniero, un muchacho que ha surgido gracias a él y los grandes esfuerzos de su madre.

Hola M,

Mis felicitaciones por haber finalizado esta etapa de formación. Esta mañana leía a alguien que se quejaba porque años después de su graduación consideraba que la vida era la misma y que un diploma no cambiaba nada.

Yo creo que los diplomas no cambian nada si no forman parte de la visión que tengas de la vida. ¿Qué es esa visión? Es el lugar en donde te ves, ya sea en 5, 10, 15 años. Tener una visión te da motivación para hacer las cosas. La visión es algo muy frágil: compartir tu visión con las personas en muchos casos dará como resultado que traten de echártela por el piso (“eso no se puede”, “eres un idealista”, “eres un soñador”, etc. etc. etc.), y muy probablemente lo que tengas planeado para esos 5, 10 o 15 años no sea ni remotamente lo que te imaginas ahora mismo. Pero el impulso que te da tener esa visión te lleva a lugares mucho más lejanos de lo que hubieses llegado sin tener esa visión.

Si no la tienes, no es tarde para que la tengas. Tampoco sale de un día para otro. Por lo general, sale producto de las experiencias que tienes en tu vida y cómo reflexionas acerca de ellas.

Pero si la tienes o logra tenerla, el papel del diploma surgirá claro como la luz del día, y podrás lograr llegar lejos.

Una vez más, felicitaciones por ese gran logro.

Un abrazo,

Ciro.

9 comentarios sobre “Carta a un graduando”

Deja un comentario