Último día

NOTA: Este post fue escrito en el blog “Ciro no está en Venezuela”.

En el día de hoy estuve paseando por el MIT. El Massachusetts Institute of Technology es una institución localizada en Cambridge, al otro lado del río Charles. Cambridge y Boston están unidas por el puente Harvard. Entre las particularidades de este instituto están los famosos “hacks”, que no tienen nada que ver con la actividad con computadoras.

Un “hack” es jerga en MIT para una travesura que hacen los mismos estudiantes en la institución. Estas “travesuras”, por llamarlo de alguna forma, son realmente actos de mucho ingenio, en el que logran cambiar el aspecto de una parte de la institución, o mueven algún objeto en el campus.

Entre varios hacks que se han hecho, se puede mencionar uno en el que disfrazaron el Gran Domo de la institución de la cabeza de un R2-D2 (un robot de Star Wars), uno en el que cambiaron el ventanal superior del lobby del edificio 7 por un Ojo de Sauron. Uno de los más famosos es haber hecho aparecer un carro de la policía del campus encima del Gran Domo. Más tarde se supo que el carro era una imitación, tenía adentro un muñeco, donas y una placa con las letras IHTFP[1]; y fue subido por partes para ser ensamblado allí mismo. Otro bien divertido fue haber disfrazado la puerta de la oficina del presidente de la institución con una cartelera en el primer día de su ejercicio.

El ejemplo más reciente y que salió en varios periódicos de EE.UU., tuvo que ver con la rivalidad antigua entre el MIT y Caltech (California Institute of Technology), y fue una respuesta a una treta de Caltech, quienes repartieron franelas a los nuevos ingresantes del MIT: al frente decían “MIT”, mientras que al reverso decían “…porque no todo el mundo puede ir a Caltech”. El hack en cuestión fue que en Caltech se apareció una empresa de mudanza (Home & Ser Moving Company), la cual se llevó un famoso cañón de Caltech, para aparecer días después en el campus del MIT, con un gran anillo abrazándolo. El anillo tenía grabado la mascota del MIT: el “Brass Rat” (que en realidad es un castor).

Aunque la mayoría de los hacks suelen desmontarse el mismo día (algunas veces los perpetradores dejan instrucciones de como hacerlo), algunos hacks se han quedado, e incluso se mantienen. El ejemplo de esto es la medida del Puente Harvard, que es de “364.4 smoots más una oreja”. El origen de esta medida se debe a que la unidad de medición utilizada fue la altura de Oliver R. Smoot, uno de los estudiantes que hizo esta hazaña [2]. Un día el puente apareció con marcas pintadas cada 10 smoots. A la mitad del puente hay un aviso pintado “Halfway to Hell” (medio camino hacia el infierno), y otras marcas especiales. Este hack en particular ha resultado de utilidad a la policía de Boston, que utiliza los mentados smoots para localizar los accidentes de tráfico que ocurren en el puente; por lo que anualmente se repintan las marcas.

[1] IHTFP es, según los estudiantes del MIT, el slogan no oficial de la institución. Las siglas corresponden a I Hate This F*****g Place, aunque se han hecho algunas variaciones para ocultar el hecho, como “Institute Has The Finest Professors” o “I Have Truly Found Paradise”.

[2] Más tarde, Oliver Smoot pasó a ser uno de los presidentes del ANSI y otras cosas importantes.

Deja un comentario