Review: And Yet It Moves. Un juego de plataforma rotativo.

And Yet It Moves (de ahora en adelante AYIM) fue uno de los ganadores de la novena edición del Independent Games Festival que tuvo a lugar a principios de marzo en San Francisco, California. Lo que AYIM carece de duración (son sólo dos niveles), le sobra en originalidad y estilo de ejecución.

AYIM es un juego de plataforma común y corriente con un agregado: es posible rotar el mundo en donde estás parado. Básicamente, en cualquier momento del juego puedes rotar en 90 grados todo el nivel. Todo se para mientras el nivel rota, y luego el movimiento se resume con la velocidad que estuviesen llevando todas las cosas. El estilo de gráficos es simple pero funcional: todo parece dibujado en un papel y/o recortado.

And Yet It Moves screenshot
Una dolorosa muerte.

Los puzzles son lo que resalta en este juego. Algunas zonas están tapiadas mientras se mantenga una cierta rotación, por lo que requiere un poco de pensamiento para poder pasarlas. La selva definitivamente se lleva el premio en dificultad: vayan pensando en cómo derrotar un mono tira-cocos fastidios y un panal de abejas asesinas.

El juego merece vuestra atención. Bájalo de su página principal. Disponible para Win y para Mac, con una versión de linux “pronto”.

Un comentario en “Review: And Yet It Moves. Un juego de plataforma rotativo.”

Deja un comentario