De cómo Portal patea traseros

De todos los juegos que están en el Orange Box, Portal ha sido la gran sorpresa para muchos reviewers profesionales. Algunos de ellos lo han puesto en el mismo lugar que Half-Life 2: Episodio 2, un juego con una trama más compleja. En los foros de Steam un pequeño culto se ha formado alrededor del juego.

Portal screenshot
“There you are…”

Y es que Valve lo logró con algo más que el mecanismo novedoso de juego, explorado por primera vez con Narbacular Drop. El humor negro presente, el sarcasmo constante de GLADoS, la computadora del laboratorio, todas las cosas que exudan historia, son elementos que te hacen reír y te atrapan en el juego, por más corto que sea (sólo dura 3 horas jugando con tranquilidad). Vale la pena terminar todo el juego, vale la pena volver a jugar las partes con comentarios de los desarrolladores, algunos de ellos verdaderas píldoras de enseñanza de diseño de juegos. La canción del final, extremadamente hilarante, después de todo por lo que has pasado, asegura que recordarás a GLADoS por mucho tiempo.

En fin, el juego consta de 19 cámaras de prueba. Eres un sujeto de experimento, una mujer llamada Chell, que debe pasar todas las pruebas que te impone GLADoS con la promesa de que al final se te dará torta. El juego es una clase magistral de diseño de juegos: en el inicio cada nivel tiene como objetivo enseñarte una cosa muy específica del mundo de Portal. Así, cualquier persona que no sepa de qué va la cosa pronto se sorprenderá de todas las técnicas que puede combinar para hacer cosas realmente increíbles. Se ha determinado que Portal puede marear a las personas que ven el juego en los niveles finales de entrada, sin haber visto los anteriores 🙂 .

Portal screenshot
A través del portal azul se ve lo que sale del portal naranja.

El juego se concentra netamente en ser tipo puzzle. La parte de combate se ha mantenido al mínimo. De hecho, Chell no tiene indicador de salud, y aguanta una buena paliza. Por lo general uno se muere en el juego cuando ya la situación no tiene vuelta atrás: una caída al líquido tóxico de una habitación, o demasiados balazos de los robots. Portal cuida bien de ti, y auto-guarda justo después de las partes difíciles, por lo que no hay mucha penalización si se te olvida guardar la partida.

Así que recomiendo Portal con los ojos cerrados. Es realmente uno de los juegos más originales que ha salido este año. Comparto con Jamie Fristrom ese sentimiento de tristeza por haber terminado un juego. Aparte de Narbacular Drop, su predecesor espiritual, tenemos un homenaje a Portal en 2D, para entretenerse y pasar el rato (Vía Jay is Games). Otros han escrito sobre el juego, pero creo que ninguno como Heroine Sheik. Me he podido reír demasiado con su artículo.

(Screenshots cortesía de ShackNews)

2 comentarios en “De cómo Portal patea traseros”

Deja un comentario