¿El dolor es placer? o cómo la dificultad de un juego te hace seguir jugándolo

Lhotse wall in front of Everest peak

Los jugadores éramos más apegados a los juegos porque “aprendíamos por la muerte”, según este artículo de Game-ism. El hecho de que el juego sea un reto, de que tenga una dificultad elevada, de que morir sea una posibilidad, influye en el jugador y su ánimo para terminar el juego. Foto por Mahatma4711.

¿Qué dicen ustedes? A mí también me ha costado seguir jugando títulos recientes. Podría decir, sin temor a que me regañen, que muchos títulos recientes son aburridos, por más gráficos bonitos que tengan.

La discusión está abierta.

5 comentarios en “¿El dolor es placer? o cómo la dificultad de un juego te hace seguir jugándolo”

  1. Un buen juego debe darte la frustración que necesitas para retarte a vencerlo… Si todo está ahí, al alcance de la mano… para qué pelear? Nada como exhibir un par de ojeras ganadas a fuerza de horas de juego, de hecho… extraño mi cara de panda!

    Saludos, nos vemos en el camino 😉

  2. Actualmente los juegos no presentan reto, se basan mas en lo largo que son (y a veces ni siquiera). Ya no hay juegos con la dificultad de megaman 1 o Ninja Gaiden, ademas lo de continues infinitos les quita, era mas divertido cuando eso hacia que te cuidaras mas, claro no es hacerlos imposibles, pero si dar un toque de ansiedad extra.

  3. Epale Ciro!

    Jajaja coño sí!!. Puedo decir, sin temor a que me caigan a golpes, que más me costó terminar Diddy Kong Racing a que Call of Duty 4 o incluso el Assassin’s Creed.

    Si no gustó la comparación por ser géneros distintos… pues nada… a ver… diga alguien cuántas horas pasó en una PC, un SNES o cualquier emulador pasando el Prince of Persia original (monocromático o color) y cuántas horas pasó jugando el Remake del mismo (Sands of Time – no fue malo ojo… sólo comparo las horas), Assassin’s Creed o semejantes.

    La misma pregunta va para PC gamers: Doom o Blood vs Call of Duty o Halo3

Deja un comentario