Las herramientas son solamente herramientas

Foto por Lenore Edman
Foto por Lenore Edman

Últimamente he observado en varias comunidades de desarrolladores de videojuegos la tendencia a idealizar las herramientas que utilizamos, quizás hasta el punto de excluir la posibilidad de que existan otros puntos de vista.

Comparamos engines, lenguajes de programación, hasta pipelines completos de desarrollo. No es que esto sea malo, la verdad es que aprender a utilizar alguna de estas herramientas (o conjunto de herramientas) requiere invertir tanto esfuerzo que entiendo la necesidad de sentir que hemos hecho la elección correcta y, por lo tanto, destacar las bondades de la herramienta.

También es cierto que es muy difícil anticipar cómo se va a comportar una herramienta ante un proyecto. No es lo mismo hacer un juguete que algo que sea entregable. La herramienta puede tener limitaciones que no eran conocidas al momento de comenzar, o se comporta lentamente, o la recolección de basura pone el juego lento en momentos al azar.

Pero uno de los vicios, si así lo puedo llamar, es hacer la comparación de las herramientas empleando el material de marketing o los juegos más exitosos del momento. Dado el nivel de muchos desarrolladores noveles, no creo que les sean útiles muchas de las últimas características novedosas de tal o cual herramienta, pues suelen ser cosas que en cada versión van aumentando en complejidad. Son características que multiplican la productividad o los resultados si has hecho el trabajo indicado al momento en que aparecen, pero no agregan beneficios si apenas estás comenzando.

Cada desarrollo es un proceso largo y complejo, conformado por muchos pequeños momentos que se suman y forman algo más grande. Ese material de marketing que vemos está hecho precisamente para eso, para difundir las bondades del engine que se te está vendiendo, muy probablemente sin cubrir tu caso de uso, que suele ser más complejo u oscuro de lo que parece. El juego que estás alabando muy probablemente tuvo que tomar más de un atajo para lograr el resultado que estás viendo. Quizás todo esto sea porque me gustaría ver más juegos hechos, y no tanto “mira qué maravilla [tal característica] de [tal engine]”.

Mi recomendación, si es que quieres seguirla, es que siempre cuestiones lo nuevo que sale. Si has visto un juego hecho con una determinada herramienta, sea cual sea, significa que existe la posibilidad de hacerlo. Por tanto, lánzate a hacer tu juego con esa herramienta que conoces. Verás que esa herramienta que alabas tanto tendrá sus dificultades y sus achaques. Eso es algo bueno, significa que esa herramienta tiene posibilidades de mejoras. Si es un producto hecho en comunidad, significa que puedes ingresar a la comunidad de desarrolladores y participar allí, sugiriendo mejoras, e incluso hacerlas tu mismo y subirlas.

Deja un comentario