Venezolanos escriben a Bono para que restrinja videojuego sobre una invasión norteamericana a Venezuela

Esta es la noticia que trae Gamasutra en varias notas. Mercenaries 2: World in Flames es un juego desarrollado por Pandemic Studios, una compañía con sedes en la Costa Este de USA y en Australia, y se espera que se lance para finales de 2007. El juego en cuestión ha sido bastante controversial en los círculos políticos venezolanos, con Ismael García dando declaraciones al estilo de “Creo que el gobierno de los Estados Unidos sabe como preparar campañas de terror psicológico para que las cosas puedan ocurrir después”. Se preguntarán ustedes por qué un videojuego más del mercado puede causar tanta polémica. Les tengo el dato. La noticia podría venir sin comentarios míos, porque ya es lo suficientemente hilarante como está.

Mercenaries 2 está aún en construcción, así que lo poco que se sabe del juego es que la historia se desarrolla en Venezuela, donde (y citando la página oficial del juego):

Mercenaries 2: World in Flames™ is an explosive open-world action game set in a massive, highly reactive, war-torn world. A power-hungry tyrant messes with Venezuela’s oil supply, sparking an invasion that turns the country into a warzone.

En español:

Mercenaries 2: World in Flames™ es un explosivo juego abierto desarrollado en un mundo masivo, altamente reactivo y desgarrado por la guerra. Un tirano hambriento de poder se mete con el suministro de petróleo de Venezuela, desencadenando una invasión que vuelve al país en una zona de guerra.

Como pueden ver y comprender, un videojuego con una historia así atrae la atención de los venezolanos. A mí en particular me da curiosidad, sobretodo por eso de que Venezuela está “desgarrada” por la guerra. La noticia, sin embargo, sigue: Venezuela Solidarity ha pedido a todos los ministros religiosos firmar una petición a Bono, el cantante de U2, para que restrinja la distribución de Mercenaries 2. ¿Por qué a Bono?, porque él es uno de los dueños de “Elevation Partners”, una empresa que ha invertido fuertemente en Pandemic Studios. Venezuela Solidarity es una asociación cuyo propósito (tomado de su página oficial) es:

[…]increase communication among groups that oppose US intervention in Venezuela, support the right of the Venezuela people to self-determination, and support the Bolivarian revoluntion[…]

Ese revoluntion es falla de origen. En castellano:

[…]aumentar la comunicación entre grupos opuestos a la intervención de los Estados Unidos en Venezuela, respaldar el derecho de los Venezolanos a ser auto-determinados y respaldar la revolución Bolivariana[…]

La carta en inglés está aquí, con enlaces para la carta en español (PDF). Independientemente de los revolucionarios que puedan ser (o no) en esta asociación, la carta en español asegura:

El juego, “Mercenarios 2,” es producido por Pandemic Studios la cual ha sido contratada para crear videojuegos sumamente reales que son utilizados como entrenamiento por el ejército norteamericano. Pandemic Studios usa la misma tecnología de los videojuegos de entrenamiento para que las escenas de “Mercenarios 2” sean lo mas reales posible. Alguién que haya estado en Caracas puede inmediatamente reconocer en este juego las calles y otros sitios familiares de la ciudad.

Ahora bien, como les dije anteriormente, Mercenaries 2 está todavía en desarrollo, y por el tono de la carta pienso en dos opciones: 1) La gente de Venezuela Solidarity tuvo acceso exclusivo a una demo de este juego, o 2) (la más plausible) La gente de Venezuela Solidarity vio los screenshots que están publicados en la página oficial del juego. Dado que Venezuela Solidarity es una asociación civil sin ningún acceso privilegiado en la industria de los videojuegos (pienso yo), me inclino por la segunda opción. La página de Mercenaries 2 tiene en este momento 40 screenshots del juego, así que me di a la tarea de revisarlos todos a ver si reconozco alguna parte de Caracas, ciudad en la que resido desde hace más de 14 años.

Mercs 2 Screenshot
Un soldado venezolano se baja al lado de un kiosko en Chacaíto para comprar una Playboy Venezuela.

Confieso que hay muchas partes de Caracas que no conozco porque no transito por allí. Pero, carajo, esperaba que Pandemic me pusiera la Plaza Bolívar, o Miraflores (cuya versión en el juego parece más la mansión de un narcotraficante mayamero), o al menos las Tetas de Maria Lionza, o el 23 de Enero, que son edificios relativamente sencillos de modelar. Si un lector forma parte de Venezuela Solidarity, me disculpa en estos momentos el modo extremadamente sarcástico en el que me encuentro ahora, pero lo invito de todo corazón a que me señale (a mí, venezolano por nacimiento), en qué parte de un juego incompleto se puede destruir un edificio de PDVSA, como la escritura vaga y ambigua de la carta lo implica. De ser así, con todo gusto haré seguimiento de esta noticia y me retractaré públicamente de lo que he dicho en este artículo.

Continuando en la misma onda, yo recuerdo haber visto un documental donde un militar obsesionado con la guerra entrenaba a niños y adolescentes para que fueran soldados mediante juguetes y videojuegos, les presento el poster del documental:

Toys Movie Poster

Seriamente, gente, los videojuegos no son como los pintan en Toys. Pandemic no está desarrollando el software de entrenamiento para que soldados estadounidenses vengan con sus peroles a poner orden aquí (a menos que usted, amigo lector, amiga lectora, piense que los Marines son muchachos de 12 a 17 años con muchas ansias de matar). Para fantasías animadas de ayer y hoy, existen infinidad de foros y páginas donde se le puede dar vuelo a la imaginación. Yo continuaré apegado a la realidad y veré este juego como lo que es: un juego hecho por gente que vio demasiado Rambo.

(Gracias a Edmundo por apuntarme al enlace)

Links interesantes en este post:

8 comentarios en “Venezolanos escriben a Bono para que restrinja videojuego sobre una invasión norteamericana a Venezuela”

  1. Venezuelan Solidarity es en realidad un grupo formado para defender la perpetuación de Hugo Chávez en el poder. No tiene nada que ver con la “libre determinación de los pueblos”. puesto que Chávez lo menos que respeta es la libre determinación de los venezolanos a escoger sus propios caminos. Ya en sus ocho años de gobierno ha demostrado suficientemente su desprecio y el acoso de las personas que no piensan igual que él, sometiéndolos al escarnio público mediante insultos y calificativos denigrantes.
    Un ejemplo patético es la llamada “lista de Tascón”. funesta lista que dió a conocer a los venezolanos que firmaron para ejercer su derecho de manifestar su deseo de que Chávez no continuase en el poder. Esta lista ha servido para despedir de sus puestos de trabajo y discriminar a todos los que aparecían en esa lista, que de paso, viola la constitución venezolana, que garantiza el secreto del voto.

    La “libre determinación de los pueblos” es una frase usada casi exclusivamente por aquéllos oscuros personajes, que de cuando en cuando surgen para oprimir la libertad de los pueblos , y lo que realmente quiere decir es ” dejenme tranquilo hacer mis fechorías y seguir yo estrangulando las libertades”.

  2. Aunque me parece obvio que venezuelan solidarity es un testaferro mas para promover el movimiento chavista fuera de nuestras fronteras, coincido con ellos en que este es un peligroso juego.

    los futuros marines gringos SI SON niños de 12 años, en los que se promueven las actitudes militaristas a través de programacion en canales infantiles, juguetes y videojuegos. }

    Este juego en particular tiene locaciones son reales, nuestras refinerías y otros sitios estratégicos. el mapa de navegación es el mapa real de Venezuela. si revisas bien las paginas puedes ver claramente el edificio de pdvsa siendo destruido, asi como tomas de la refinería de amuay.

    yo suscribo esa carta, me parece que estas compañías de videojuegos deberían tener creatividad e inventar mundos de ficción si quieren hacer este tipo de juegos, no reducir a un país que nisiquiera conocen a tablero de juego para su morbo G-I-joe

  3. A papeltuale debo decirle que la posible invasión promovida por el video es hasta ahora un caso hipotético, al igual que la destrucción de los pozos petroleros, pero lo que si es una realidad es el entrenamiento “militar” que se le esta dando a los niños en venezuela que no es otro que un lavado de cerebro para aceptar los pensamientos y el gobierno de una sola persona. Lo que si es otra realidad es la avasallante propaganda oficial, que a fuerza de repetición haran creer a la población que Chávez es y será la única opción posible, y finalmente, lo que es una realidad es la destrucción de nuestra industria petrolera debido a la ineptitud técnica y a la corrupción. y que entre otras cosas, deja de suplir cantidades importantes de petróleo, pagados a precios de mercado y de contado para suplirle a otros paises a precios mucho mas bajos y con un crédito dudoso a ser recuperado.

    Yo prestaría mas atención a lo que sucede en la realidad que a lo hipotético.

  4. Bueno tanto alboroto por un juego dee video, en el mundo creo que hay millones que tratansobre sexo y violencia que afecta al comun de la humanidad y nunca le hemos parado.. Bueno si los gringos crean un juego donde invaden Venezuela , pues hagamos uno donde sale Lina Ronh y foforitocon un machete en la mano espantandolos jeje

  5. No estoy de acuerdo con semejante y aberrante demostración de Terror Psicológico, en el cual a traves de video juegos se demuestra lo que sería una Invasión a venezuela, mi pais de origen, condeno categíricamente y solicito a traves de este Foro se haga una especie de campaña anti Mercenaries 2, a fin de que haciendo buya esto legue hasta los oidos y pantallas de Pandemic y por supuesto, alguien a quien Yo admiraba por su musica e ideales pacifistas, Bono el vocalista de U2, rechazo enfáticamente y te aborresco por tu Juego de porquería ya que en evez de promover la paz e igualdad, promueves la guerra y el genocidio, si yo fuera Juez de un Tribunal te sentenciaría a de por vida y a Pandemic la embargaría hasta confiscarle todos sus bienes y concesiones informaticas y penalizaría a todo aquel que distribuya este Videojuego con carcel y todo. Sirva pues este mensaje llamando a reflexión.
    PD: No me gusta la politica, ni soy comunista ni soy neoliberal, soy un hombre que trabaja y creo en la libertad, en una vida digna y quiero un mundo sin guerras aunque yo se que estoy pidiendo demasiado algo que es casi imposible de obtener.

Deja un comentario